sábado, 29 de noviembre de 2014

Endulzando la vida: la fructosa ¿es recomendable?


Endulzando la vida: la fructosa ¿es recomendable?

 

Podríamos pensar que la fructosa, siendo un azúcar procedente de la fruta o el maíz, es una mejor elección como endulzante que la sacarosa ya que además, tiene la ventaja frente a otros edulcorantes naturales como la miel o los siropes, de no alterar el sabor de los alimentos a los que se añade. Sin embargo no se puede considerar beneficiosa, si bien la fructosa está presente en la fruta de una manera natural, este monosacárido se encuentra formando  parte de un alimento que contiene vitaminas, minerales, celulosa y fitoquímicos que los hacen fuentes de salud.

Cuando la fructosa se extrae, es  un azúcar simple de absorción más lenta que el azúcar de mesa, este último es un compuesto formado por  sacarosa y fructosa, un disacárido energético de rápida absorción. La fructosa pese a lo que diga su publicidad, no está  indicada para los diabéticos. Contribuye a la obesidad y otras patologías, su única vía metabólica es  a través de las células hepáticas, el hígado lo transforma en grasa y la almacena, lo cual eleva directamente el índice de alteraciones como son el colesterol y el hígado graso, que  pueden producir su consumo, aunque esto sucede con cualquier azúcar simple que se consuma en exceso.

Muchos productos dietéticos utilizan la fructosa como edulcorante. Los productos que añaden fructosa como edulcorante, diciendo que no contienen azúcar o que son aptos para diabéticos, están realizando una publicidad engañosa y potencialmente muy perjudicial.

Los azúcares simples resultan a su vez perjudiciales para el corazón porque aumentan tanto los triglicéridos como el colesterol y la acumulación de grasa alrededor de las vísceras, favoreciendo las patologías coronarias, la diabetes, la hipertensión y la obesidad. Nuestro cuerpo termina convirtiendo todos los nutrientes que no precisa en grasa pasando a formar parte de la reserva energética en los adipocitos. Ningún azúcar simple aislado es saludable y está en  la génesis de la obesidad más que las grasas mismas. Es un alimento puramente energético, lo que es lo mismo que decir que suministra ingentes cantidades de calorías inmediatas para gastar y de no gastarlas las almacena en la tripa, en las pistoleras y en todos aquellos lugares que tan poco nos gusta ver como sacos.

Añadir azúcar a los alimentos es un hábito y los hábitos si son perjudiciales pueden cambiarse.

Para endulzar podemos utilizar la estevia que no aportará ninguna caloría, el xilitol o azúcar de abedul, de muy bajo índice glucémico y por lo tanto aporta muy pocas calorías, inconveniente: es caro. Otras buenas elecciones un poco más energéticas pero recomendables sin abusar son azúcar de coco, el sirope de agave, la miel ecológica y el azúcar mascabado que es un azúcar sin refinar.

Adriana Ruiz. Dietista.
 
a.               

2 comentarios:

  1. Buenas Adriana

    He leído tu artículo y he visto que no le das mucha importancia a que la fructosa también puede provocar alergia. Green Check es una campaña sin ánimo de lucro que están llevando a cabo estudiantes de la Universidad de Málaga.

    Con esta campaña informan sobre las alergias alimentarias (ya que 2 de los 5 integrantes las sufren) y restaurantes y tiendas a los que pueden acudir a comer y comprar todo tipo de producto especial para cada alergia. También aportan recetas que están teniendo bastante éxito.

    Ahora están reforzando su campaña para solicitar a la Universidad de Málaga que proporcionen un menú sin gluten en las cafeterias de las facultades.

    Un apoyo tuyo les vendría muy bien para conseguirlo, puedes visitar su blog https://greencheckmalaga.wordpress.com/ o mencionarlos en las redes sociales https://www.facebook.com/greencheckmalaga , https://twitter.com/YourGreenCheck

    Muchas gracias por tu atención, esperan tu ayuda.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu aportación María, lo tendré en cuanta, voy a mirar en facebook esto que me cuentas y de lo que no tenía noticias.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar